| Ingrese  
Publicado en Estudios / Crecimiento Espiritual/Vida Cristiana/Liderazgo / — Carlos / 2013-12-02 16:39:31 / 13988

¿Por Qué Muchos Cristianos No Se Congregan?

A pesar de que hoy, más que en ningún otro momento de la historia, existen congregaciones o iglesias diseminadas prácticamente en cualquier barrio y ciudad, el número de personas que se consideran a sí mismas fieles creyentes en Cristo, que no se congregan, es alarmante. ¿Cuál es el motivo? ¿Qué es lo que hace que un creyente en Cristo decida no congregarse, aun sabiendo que la Biblia enseña que no debemos dejar de hacerlo regularmente (Hebreos 10:25)?

A lo largo de mis años de creyente y como Ministro del Señor he escuchado un sin fin de opiniones sobre el tema. Para ser sincero, la mayoría de los comentarios han sido para condenar a aquél que no se congrega regularmente. Pareciera siempre que es más fácil subirse al “caballo de la acusación” y decir muchas cosas contra este núcleo importante de cristianos que no se congregan, pero creo sinceramente que debemos tratar este tema en busca de alguna posible solución primero, antes de dar un juicio final.

Hace un tiempo estuve ministrando la Palabra de Dios en una Radio Cristiana, participando de un programa en vivo de mucha audiencia, donde la gente llamaba para opinar sobre el tema en cuestión y también para pedir oración. Recuerdo que mientras la gente se expresaba en el aire, el conductor me decía en voz baja - Es alarmante la gente cristiana de esta ciudad que no se congrega. Ellos utilizan a la radio como el único medio de crecimiento espiritual – Allí me quedé pensando que en realidad sí existe mucha gente cristiana que por algún motivo no se congrega regularmente, y que este “fenómeno” se repite en muchas partes del mundo. ¿Cuáles son las causas? ¿Cuáles son algunos de los motivos? ¿Existen causas justificadas?

Antes de analizar la problemática, por lo cual muchas personas y familias cristianas no se congregan, quiero mencionar primero algunos de los beneficios que el creyente en Cristo recibe, al congregarse regularmente en iglesia local y ser parte de una familia cristiana especifica.

1. El congregarse está avalado y aprobado por la Palabra de Dios

Hebreos 10:25 nos alienta a no dejar de congregarnos, como algunos tienen por costumbre. En las Cartas Apostólicas está implícita la necesidad de congregarse regularmente.

2. La Iglesia Cristiana desde que fue fundada por Dios en el día de Pentecostés practicó el congregarse juntos regularmente

Leyendo el libro de Hechos, a partir del capítulo 2 cuando el poder del Espíritu Santo se derramó para crear o fundar la Iglesia Cristiana, vemos que los nuevos creyentes estaban juntos todos los días. Inclusive antes del día de Pentecostés (Leer Hechos 1) el grupo de discípulos que estaba orando esperando la Promesa del Padre, se reunía regularmente.

3. El congregarse es una sana costumbre cristiana

Existen cosas que hacemos en la vida que son neutrales, otras son negativas y positivas. Cuando hablamos de ir a la Casa de Dios estamos hablando de una costumbre positiva, que ayuda a desarrollar nuestra fe y agrada a Dios. El congregarse ha sido una práctica común y regular a través de toda la historia de Iglesia Cristiana. Aun en países o bajo regímenes comunistas y/o anticristianos, los creyentes arriesgaban sus vidas para poder congregarse.

4. El congregarse regularmente es una expresión de fe y testimonio cristiano para los que nos rodean

Cuando la gente del barrio o mis familiares saben o me ven que salgo con la familia hacia la iglesia, podrán decir lo que quieran, a favor o en contra, pero es una muestra práctica que uno está comprometido con una causa digna, superior a cualquier otra.

Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7 Parte 8

Copie y pegue en su muro de Facebook el siguiente enlace:

http://www.miiglesia.com/site/show-post.php/por-que-muchos-cristianos-no-se-congregan

Comentar

Enviar

clic para cerrar