Publicado en Artículos / Sermones / — Carlos / 2015-04-05 20:21:57 / 5474

La Espada del Espíritu

Para no errar el camino, dice la Biblia que debemos permitir que la palabra de Dios separe nuestra alma de nuestro espíritu. Hasta que nuestra alma no sea partida y apartada de nuestro espíritu, podremos estar eligiendo el camino del error, creyendo que es el correcto.

(2: Continuación)

Dios busca que todo lo que hagamos lo impulsemos desde nuestro espíritu, pues allí mora el Espíritu de Dios, y desde allí puede ejercer Su divino control sobre nuestra vida. Si la espada de Dios, no separa y divide nuestro humanismo, estaremos tratando nosotros mismos de ejercer el control de nuestra vida espiritual. Con frecuencia podemos caer en el error de que lo que suponemos es de Dios, surja de nosotros mismos, y como resultado estamos sirviendo al Señor en nuestras fuerzas a nuestra manera. Dios quiere que como creyentes podamos discernir lo que procede de nuestra alma o de nuestro yo, de lo que procede del Espíritu de Dios.

Yo no sé si a usted, le ha tocado la experiencia de ser conmovido, o conmovida, por un sermón, y responder a un llamado al altar para volver a rendir su yo, para buscar vivir solamente en el Espíritu. O si ha confesado pecados con arrepentimiento, pero más tarde vuelve a reiterarlos, es como que su confesión no sirvió para mucho. Se ha preguntado por qué puede sucedernos esto? Es porque básicamente todo lo hemos hecho desde las emociones y sentimientos, desde el alma no quebrantada o partida. Esto es estar viviendo el cristianismo a nuestra manera. Por eso es tan importante elegir el camino correcto, y ese es el camino de Jesús, que nos sigue diciendo una y otra vez: “Yo soy el camino”.

Nuestras confesiones de pecados, nuestra intención de morir al yo, todo debe ser obra del Espíritu Santo en nosotros, y no de nuestros esfuerzos por dejar de pecar, o de morir al yo, pues así estaremos andando por el “camino que nos parece derecho”. Por esto dice Dios que “Mi espada es la más aguda de todas, y cuando mi Palabra entra puede partir y dividir el alma del espíritu”. Qué sucede cuando se produce la división? Recibimos la revelación de los pensamientos e intenciones de nuestro corazón. Pues, nosotros no conocemos nuestro propio corazón. Sólo cuando el alma es quebrada, nuestro espíritu humano es liberado, y así conoceremos las intenciones del Espíritu de Dios en nosotros. En realidad esta luz de Dios nos revela dos cosas: una, está referida a cómo somos verdaderamente en nuestra alma: egoístas, egocéntricos, mezquinos, buscando siempre nuestra gloria y nuestra gratificación, desde allí buscamos todo prestigio para nuestro yo. Pero creo que usted ya no quiere esto verdad?. Entonces recibamos la luz del Señor y digamos: “Bendita sea tu espada Señor, parte mi alma y libera mi espíritu, para que caiga postrado a Tus pies”.

Hebreos 4;13 dice: “…todas las cosas están desnudas y abiertas a los ojos de aquél a quien tenemos que dar cuenta”. Esta revelación, esta luz divina es al que nos capacita para poder ver todas las cosas como Dios las ve. Vivir en el camino de Jesús, es vivir fuera del orgullo, del egoísmo, de la mezquindad. Recordemos que cuando andamos en los caminos del alma, seguimos siendo orgullosos, egoístas y mezquinos. Sólo cuando el alma es quebrada, podemos ser humildes, compasivos y generosos. La verdadera liberación espiritual la experimentamos cuando permitimos que Dios divida nuestra alma de nuestro espíritu, entonces sí, verdaderamente entraremos por la puerta estrecha en el camino de Jesús. Entonces no diremos nunca más como el fariseo: “Dios te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aún como éste publicano” (Lucas 18:11). Como usted sabe, este fariseo no fue justificado por el Señor, pues Jesús aclaró que “cualquiera que se enaltece, será humillado; y el que se humilla será enaltecido”. Nosotros ya no somos nuestros, y no tenemos que enaltecernos de nada, por lo tanto Jesús es nuestro único camino, nuestra única verdad, y nuestra única vida”.

Parte 1 Parte 2

Copie y pegue en su muro de Facebook el siguiente enlace:

https://www.miiglesia.com/site/show-post.php/la-espada-del-espiritu
Editar

Comentar

Enviar

clic para cerrar