Publicado en Estudios / Evangelizar/Liderazgo / — Carlos / 2014-08-10 21:13:56 / 2892

Plantación de Iglesias ¿Cómo Hacerlo?

Sugerencias para definir el área de evangelización

Plantar iglesias en lugares donde no hay una congregación cristiana, es una forma práctica de materializar el mandato de nuestro amado Señor Jesús a sus discípulos: “Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura. El que crea y sea bautizado será salvo, pero el que no crea será condenado” (Marcos 16:15). En ocasiones las denominaciones se preocupan por hacer presencia en las ciudades y dejan de lado los campos y zonas distantes. Tal vez sin proponérselo olvidan que el sacrificio redentor de Jesucristo lo hizo por absolutamente todas las almas, no solo por quienes residen en las áreas urbanas.

Todo lo anterior nos lleva a presentarles sugerencias respecto a cómo definir el área de evangelización donde plantaremos el lugar de reunión. La plantación no puede hacerse sin planificación. Improvisar jamás ha sido una buena idea.

1. Pedir la dirección divina en oración

Cuando consideramos necesario abrir un lugar de reunión, es necesario llevar esa inquietud en oración delante del Señor de la obra. Pedir su dirección divina. Que confirme esta inquietud que nació en nuestro corazón. Conozco personas que, guiados por las emociones, emprendieron la apertura de nuevas congregaciones y, al no ser guiados por Dios, terminaron frustrados o sintiéndose abandonados en su empeño.

Ore cuanto sea necesario, hasta que sienta paz. Nuestro supremo Hacedor no solo confirmará sino que comenzará a abrir puertas.

2. Defina específicamente el lugar donde trabajará

Tome un mapa de su ciudad o pueblo. Trace un área específica sobre la que siente volcar sus esfuerzos para la plantación de una iglesia. Es necesario que usted tenga definidos los límites, bien sea abarcando determinado número de cuadras, manzanas o el nombre que se de en su país a los sectores poblados. Una vez tenga delineado en dónde estará evangelización, siga orando a Dios por ese sector. Pídale a Dios que abra puertas.

3. Realice visitas constantes al terreno

Una sugerencia clave es que usted se familiarice al máximo con el sector sobre el que trabajará. Vaya no una sino varias veces. Recorra las calles. Observe cuidadosamente los detalles. Determine si es una zona comercial, residencial, qué tanto flujo de gente hay, cuáles son las avenidas principales, cuántos escenarios deportivos o centros de convenciones hay etc. Tome nota de esa información. En el futuro le será de gran ayuda.

4. Haga un análisis social del sector

Es importante que usted evalúe la situación social, cultural y económica de la zona donde proyecta, con ayuda de Dios, plantar una iglesia. Conozca qué nivel de vida presentan sus habitantes. Si hay desempleo. El grado de escolaridad es también de suma importancia.

¿Para qué esta información? Le será muy útil porque para usted familiarizarse con las gentes puede programar brigadas médicas o de salud, jornadas de alfabetización, capacitación sobre cómo se establecen microempresas etc.

5. Haga una evaluación de cuántas congregaciones hay

Su visita al terreno le permitirá establecer si hay ya un número considerable de iglesias. Si es así, órele a Dios por un nuevo lugar. No tiene sentido trabajar donde hay saturación de congregaciones porque, sin proponérselo, podría entorpecer el trabajo que ellos realizan, o terminaría robándoseles las ovejas o la membresía. Y ni lo uno ni lo otro son el propósito.

Quizá usted se pregunte: ¿Es conveniente entrar en contacto con otros pastores o líderes de las congregaciones de la zona? Considero que sí, en la medida que no hayan celos denominacionales. Usted puede compartir con ellos la meta de abrir una nueva iglesia, y de ser viable, pedirles orientación respecto a asuntos que usted no conozca del lugar.

Si hay rivalidades (aunque usted no lo crea a veces se presentan y al interior de la propia iglesia de Jesucristo) es mejor que guarde prudencia.

Un último aspecto en esta nota introductoria: no se desanime. El peor enemigo de quien planta iglesias es dejarse dominar por las circunstancias. Esté preparado por si se presentan dificultades. No que necesariamente tengan que ocurrir, pero pueden presentarse.... Y un soldado de Jesucristo no sale huyendo.

Copie y pegue en su muro de Facebook el siguiente enlace:

https://www.miiglesia.com/site/show-post.php/plantacion-de-iglesias-como-hacerlo
Editar

Comentar

Enviar

clic para cerrar