Publicado en Artículos / Sermones / — Carlos / 2013-11-07 17:55:56 / 8468

Recuperando el Terreno Cedido

2 Corintios 2:11 dice: “Para que Satanás no gane ventaja alguna sobre nosotros; pues, no ignoremos sus maquinaciones”.

(3: Continuación)

Hoy puede ser el día de su liberación!. Si se pregunta: Qué es lo que debe hacer? Ante todo, debe arrepentirse de todo corazón de haber pecado contra Jesús. Confesar el pecado y hacer un compromiso de abandonarlo. La victoria en la guerra espiritual comienza con el arrepentimiento y la confesión del pecado. Luego tiene que recuperar el área que ha cedido al enemigo. Debe pararse firme ante el tentador y decirle: “Satanás, ahora mismo renuncio en mi vida a seguir en tus caminos, no quiero tener más nada que ver con la debilidad que me llevó al pecado. Te desalojo del lugar que te he cedido, en el nombre de Jesucristo”. Cuando haya recuperado esa área cedida al enemigo, debe ponerla inmediatamente bajo el control del Espíritu Santo. Lo que sigue es derribar la fortaleza desalojada. Recuerde que una foratleza es una fortificación de mentiras de Satanás edificada en la mente y afirmada en el corazón. Esto no podá hacerlo en sus fuerzas, sólo lo podrá ejecutar tomando cada mentira y refutarla con la verdad que está en la palabra de Dios, de la misma forma como Jesús le replicó al diablo en las tentaciones del desierto. Jesús nos dijo que lo único que nos hará libres es Su verdad (Juan 8:32). No sólo creer Su verdad, sino obedecerla y andar sobre ella.

Una vez demolida la fortaleza del enemigo, quedará un hueco. Allí mismo sin demoras, deberá edificar una torre de la verdad de Dios. Cómo lo hará? Debe re-programar su mente, pues ella pensaba bajo el dominio de la mentira del diablo, ahora debe poner allí todos los pensamientos que provienen de la mente de Cristo. Así podrá llevar cautivos todos los pensamientos que se generen en ella a la obediencia de Cristo. Cualquier pensamiento que llegue a nuestra mente, debemos chequearlo para verificar si: Vienen o no, de Dios?. Si la respuesta es no, allí mismo declaramos: “ No te acepto, fuera de mí pensamiento mentiroso, en el nombre de Jesús: FUERA!”.

Quizas usted está luchando contra alguna adicción? O, Está dominado por pensamientos de derrota? O, está prisionero o prisionera de algún tipo de esclavitud espiritual?. Quiero ayudarle a orar a Dios por usted, y si puede, repita esta oración en voz alta:

“En el nombre de Jesús: ordeno que toda mentira que se haya hecho fortaleza en mi vida sea destruída, que toda cadena de escalvitud sea rota, que las ligaduras que me atan sean cortadas. Que todo espíritu de esclavitud, toda fuerza de adicción, todo tipo de inmoralidad y desenfreno sexual, todo tipo de duda, temor, depresión, ( puede nombrar toda clase de pecado del cual esté aprisionado o aprisionada )” Diga ahora: “Ordeno que cada uno de esos espíritus inmundos salgan del entorno de mi vida ahora en el nombre de Jesús! A tí “hombre fuerte”: te mando que sueltes tu dominio ahora, en el nombre de Jesús!” Diga también: “Soy libre! Soy libre en el nombre de Jesús! Amén”.

Parte 1 Parte 2 Parte 3

Copie y pegue en su muro de Facebook el siguiente enlace:

https://www.miiglesia.com/site/show-post.php/recuperando-el-terreno-cedido
Editar

Comentar

Enviar

clic para cerrar