Publicado en Historias / Experiencias / — Carlos / 2013-11-14 13:46:26 / 3902

¡Comience Hoy Una Nueva Vida!

¿Qué piensa una persona en los brevísimos instantes que lo separan del pavimento, después de saltar al vacío desde el cuarto piso de un edificio de apartamentos....? Aunque la caída es veloz e indescriptible, en esos pocos segundos toda la vida pasa por la mente, como una película donde se confunden escenas de dolor y los momentos de satisfacción... Todo el baúl de recuerdos expuesto para quien sabe que todo está a punto de terminar...

Cuando estamos en el umbral de la muerte, dimensionamos el verdadero valor de la vida... ¿Ficción? ¿El argumento de una novela? En absoluto. A historia es real. La vivió Carlos Armando Armendáriz, de 23 años, recién egresado de la universidad con el título profesional de Contador Público. Los hechos ocurrieron una madrugada cualquiera, al sur de Cali, Colombia. Regresaba de un baile, aún estaba bajo los efectos del licor. Justo cuando iba a ingresar a su apartamento comprobó que había perdido las llaves...

Preso de la preocupación tomó una decisión absurda: saltar con el propósito de asirse de una ventana. Pretendía romper el vidrio e ingresar..., pero no previó que  su intento, además de suicida, no tendría éxito por la pesadez y torpeza de su cuerpo como consecuencia de la borrachera... ¡Y saltó!

“No medí las consecuencias. Sólo recuerdo que caía...y caía..., y  diez metros abajo me esperaba el duro suelo. ¡No podía evitar morir! ¡Estaba perdido! En ese momento recordé que alguien me había hablado de Jesucristo...Yo me burlaba, creía que no necesitaba a Dios...Sin embargo, en ese instante, en medio de la desesperación, le pedí: “Ayúdame, Señor Jesucristo”. Y Dios respondió”, relató el joven.

Carlos Armando sufrió fracturas graves, principalmente en su pierna izquierda. Lo sometieron a prolongadas intervenciones quirúrgicas, de las cuales, por la intervención milagrosa de Dios, salió airoso. A partir de entonces vive la vida intensamente. Comprendió que, al darle una nueva oportunidad, Dios le ofrecía una página en blanco para que él comenzara a escribir un nuevo capítulo de su vida.

Parte 1 Parte 2

Copie y pegue en su muro de Facebook el siguiente enlace:

https://www.miiglesia.com/site/show-post.php/comience-hoy-una-nueva-vida
Editar

Comentar

Enviar

clic para cerrar