Publicado en Estudios / Crecimiento Espiritual/Vida Cristiana/Liderazgo / — Carlos / 2013-12-02 16:39:31 / 31841

¿Por Qué Muchos Cristianos No Se Congregan?

(4: Continuación)

5. Viven un Cristianismo privado, oculto

Debido a que no están seguros, ni tienen certeza de todo lo precioso que Dios propone en Su Palabra, nunca le dicen a nadie que son creyentes pues sienten vergüenza de ser identificados como cristianos.

6. No se identifican con ninguna Iglesia de la zona donde viven

Para identificarse con una iglesia local no sólo lo espiritual es lo que cuenta, existen otros ingredientes importantes para considerar. Por ejemplo: Si usted es una persona del campo, le va a costar mucho adaptarse a una iglesia de la ciudad. Si usted proviene de un trasfondo económico medio alto, que vive en una casa moderna, limpia y bien arreglada, le será difícil congregarse en una iglesia donde el edificio y la apariencia se vea desarreglado, desmejorado, abandonado o con los baños sucios. Si las sillas son incómodas o están rotas, también producirán en usted una traba interior. La apariencia y comodidad del lugar será determinante para usted.

7. No se identifican con el pastor

Aquí no me refiero a la doctrina ni a cosas espirituales, sino a algunas básicas de apariencia, pero determinantes para decidir ser o no ser parte de una iglesia local especifica. Por ejemplo: Si usted es una persona que le agrada vestirse y arreglarse bien pero ve que el pastor tiene todo su traje arrugado, desarreglado, manchado, eso puede influenciarle a usted negativamente. Podrá ser un gran predicador, pero usted se sentirá condicionado por su mal aspecto exterior y no considerará lo que diga. Si el pastor es de poca cultura y al predicar se “come” palabras, o lee incorrectamente la Biblia, serán una traba para usted, si usted es una persona culta, lectora y estudiosa. Si las prédicas son muy básicas, no apelando al intelecto ni al desarrollo teológico-espiritual, usted se sentirá desacomodado en ese lugar, si es una persona pensante que no se deja convencer fácilmente por cualquier cosa que le digan.
Existen también otros motivos por los cuales una persona no pueda identificarse con un pastor, por ejemplo: Rebeldía interior de la persona, que le hace rechazar a toda autoridad dentro y fuera de la iglesia.

8. No se identifican con la gente del lugar

Siempre lo espiritual es lo más importante, pero estas cosas que parecen “secundarias” muchas veces son vitales para que uno no se adapte a una iglesia local específica. Si usted es una persona de clase media alta no tendrá nada en común con un campesino o si toda la iglesia es de campesinos, una persona de otro trasfondo también se sentirá que no se adapta a ese lugar. También sucede con sus costumbres nacionales, si usted decide congregarse en una iglesia donde el pastor sea de otra nacionalidad (a menos que el Pastor sepa manejar estas diferencias). Esta es una problemática muy fuerte, especialmente en las iglesias Hispanas de los Estados Unidos donde muchas veces se corre el riesgo de levantar iglesias de una sola etnia (por ejemplo: todos argentinos) y no una multiétnica (de varias nacionalidades) como testimonio de que el Evangelio es para toda criatura y nación.

9. Han salido lastimados de otras congregaciones locales en el pasado

Muchos creyentes fieles han sido utilizados y aún abusados con sus talentos, dones y dinero por algunos pastores o ministros deshonestos, que ven a la gente sólo como material utilizable y luego descartable. Otros ministros equivocadamente, han “fusilado” a la gente que ha caído en algún pecado en vez de brindarles restauración espiritual; otros han expulsado (sin razón valedera por cierto) a creyentes, originando que estos decidan nunca más congregarse en otro lado, por pensar que todos los lugares serán iguales. Algunos creyentes han sido abandonados sin recibir cuidado pastoral en diversos problemas, no se los ha visitado ni atendido, como correspondía, y les ha causado una gran herida interior, un resentimiento contra la figura de ese pastor y cualquier otro pastor.
Sumado a eso, a veces la rivalidad, desunión, envidia, celos, competencia entre los “hermanos en la fe” ha logrado que muchos vieran más pecado y deshonestidad dentro de la iglesia que afuera. Las riñas, discusiones y peleas entre “hermanos en Cristo” ha lastimado a mucha gente. Ellas son ovejas que se han apartado y dejado de congregarse, pero en el fondo de sus corazones están lastimadas y necesitan sanidad espiritual.

Parte 1 Parte 2 Parte 3 Parte 4 Parte 5 Parte 6 Parte 7 Parte 8

Copie y pegue en su muro de Facebook el siguiente enlace:

https://www.miiglesia.com/site/show-post.php/por-que-muchos-cristianos-no-se-congregan
Editar

Comentar

Enviar

clic para cerrar